Sobrellevar la jornada laboral. Cansa escuchar: conciliación, flexibilidad laboral,...

Cansan las buenas palabras: conciliación, flexibilidad, facilidades,… cuando sigues haciendo jornadas extensivas de 10 y 12h. diarias, montones de reuniones improductivas, presión-estrés: objetivos, clientes, presentaciones brillantes,…

 

Pagas un gimnasio al que no puedes ir y si logras ir ya vas agotad@ o estresado y mirando el reloj. Anulas o pospones constantemente los encuentros con tus amigos o esas actividades que te hace feliz o que al menos te permiten desconectar de esa rutina. Comes mal, deprisa y muchas veces delante del ordenador, cenas cualquier cosa, algo rápido de preparar. Te sientes cansad@, sin energía, dispers@ y más ahora que ha llegado la primavera, incluso quizás un poco depre. Te cuesta empezar y afrontar el día, aunque luego te sumerges y vas como en automático otra vez y vuelta a empezar, te suena verdad? Si, efectivamente, necesitas parar y romper este bucle que te asfixia.   

La teoría te la sabes, vamos pues a ponerla en práctica ;-)

En todo no te voy a poder ayudar, pero si en que recuperes esa energía, esa vitalidad, te voy a enseñar a comer mejor, a equilibrar tu peso, a conseguir que duermas bien y a que tu sueño sea reparador. Vamos a lograr que esas mañanas sean sencillas, dinámicas, a que te sientas focalizado y centrado en tu trabajo, tranquilo y con buen humor, ¿te apetece sentirte así?

Escríbeme y reserva tu consulta: nutricionconana@spiraldia.com, pero puedes comenzar ya:

· Cuida la calidad de los alimentos que comes, ellos producen la sangre que alimenta tus órganos. Elige siempre que puedas alimentos ecológicos y de proximidad.

· El agua que bebes que esté filtrada, puedes hacerte con un filtro fácil de instalar o un sistema un poco más sofisticado de purificación del agua por osmosis, pero evita tanto el agua del grifo sin filtrar como el agua embotellada. Procura beber entre 1,5-2litros diarios pero no te excedas bebiendo mientras comes, ya que interferirá en tu digestión.

· El aceite, sobre todo en crudo, que sea aceite de oliva virgen extra y mejor de primera extracción en frio. El aceite, tanto el de oliva virgen extra, como el barato de las fritangas, va directamente al corazón. Ojo con lo que ingerimos!

· Recupera las legumbres, son la proteína vegetal de mejor calidad que existe. Pero eso si, no te pases aderezándolas con chorizo, panceta, morcilla y demás grasas saturadas, incorpora verduras y cereales completos como el arroz integral.

¿Quieres aprender más?, reserva tu consulta ya!

  nutricionconana@spiraldia.com

Ana B. González. Tu asesora nutricional.