¿Cómo endulzo mis postres estos días?, ¿qué endulzante es mejor? ¿azúcar moreno?, ¿miel?, ¿estevia?

sirope_arroz.jpg

Torrija_con_azúcarAhora que llega la Semana Santa y vuelven los dulces a nuestras casas en forma de torrijas, monas de pascua, pestiños, tortas de aceite, roscos fritos, leche frita, buñuelos, gañotes, hornazo,… la gran mayoría a base de leche, harina, huevos, pan, mantequilla, azúcar o miel, yo os quiero hablar de los endulzantes. No, no es por fastidiar, en serio, al contrario, aunque no lo creáis es para ayudaros a no colapsar y acidificar aún más el organismo.

Muchas veces me preguntáis por ellos, ¿cómo endulzar de manera saludable? o si ¿el azúcar moreno o el moscabado o mascabado es mejor que el azúcar blanco?, ¿Y la panela?, ¿y la miel? porque a todos nos enseñaron lo buena que es la miel, verdad? La miel de verdad, no la que venden adulterada, claro! Aunque esa, la de verdad, sin adulterar, cuesta ya encontrarla hasta en los sitios ecológicos o distinguirla entre los típicos apicultores de pueblo de toda la vida. Una pena la verdad.

Os he preparado una tabla para que veáis la composición y os sea más sencillo elegir.

sirope_arrozYo como sabéis os recomiendo el sirope/melaza de arroz o de cebada para endulzar vuestros postres. Pero si aún estáis haciendo el cambio del azúcar blanca o morena a un endulzante más apropiado, os recomiendo empezar por la estevia. Al igual que si os pasasteis en su día a la moda de la sacarina. La estevia es mucho más dulce que el azúcar, pero sin calorías y es natural, no sintética. Se considera ya el endulzante del futuro. Y es ideal para gente que sufren de sobrepeso o cándida. Su color es verde o color café. Cuidar las marcas que se han subido a la moda actual de la estevia y lo venden de color blanco, ya que puede que haya pasado por un proceso de refinado. Mirar antes los ingredientes.

Y de nuevo si, mejor la estevia que el sirope de ágave. Podéis leeros el post que escribí si queréis más información: "Ágave o Estevia?"

Cuántas veces decimos: “es que el cuerpo me pide dulce”. El antojo de dulce que se padece con frecuencia se puede deber a un exceso de acidez en el cuerpo. Qué suele ocurrir por comer demasiado, por un exceso de carne o por comer alimentos refinados o procesados. La espirulina o la clorela entre otras propiedades ayudan a disminuir la necesidad de consumir alimentos dulces.

Y recordaros que un exceso de alimentos dulces acidifica la sangre, destruye entre otras las vitaminas B, provoca la pérdida de minerales en el cuerpo como el calcio, retardando su metabolismo e iniciando problemas en los huesos (pérdida de masa ósea), así como la caída del pelo. Vamos, un gran aliado para la osteoporosis, alopecia entre otros muchos trastornos.

Qué? Empezamos a reducir la ingesta de azúcar? ;-)

Endulzante Composición
Azúcar Blanca 99% sacarosa
Azúcar Virgen 96% sacarosa
Azúcar Mascabado 98% sacarosa
Miel de Maíz 96% sacarosa
Melaza de Blackstrap 65% sacarosa
Azúcar No Refinada 82% sacarosa
Sirope de Arce 65% sacarosa
Melaza de Sorgo 65% sacarosa
Melaza de Barbados 65% sacarosa
Miel de Abeja 86% glucosa-fructosa
Miel de frutas y azúcar de dátil 70% sacarosa
Sirope de Arroz o Cebada 50% maltosa
Zumos de fruta 10% sacarosa
Amasake menos de 40% maltosa

Fuente: “Healing with Whole Foods” by Paul Pitchford

Feliz y dulce Semana Santa! Ya sabéis, todo con moderación ;-)

Ana B. González. Nutrición y Salud. Abril 2014.