Un poquito menos dentro del sistema

freedom1.jpg

Hace ya un tiempo decidí dar un giro giroa mi vida. El cambio quizás más visible, pero ni más ni menos importante que el resto, fue pasarme a un tipo de alimentación "diferente". Que no hizo sino complicar momentos del día y provocar no pocas discusiones en torno a ello. Mi vida social se vio totalmente afectada y alterada. Y la presencia de algún "tupper", como algún amigo podrá testificar, no hizo sino crear más desorden si cabe, qué momentazos! ja, ja, ja!

Y lejos de lo que pudiera parecer, lo que hubiera deseado es pasar totalmente desapercibida a la hora de comer y que cada cual comiera, sin ataques ni debates al respecto. No buscaba ser protagonista ni centrar las conversaciones en torno a mis cambios de hábitos alimenticios. Qué complicaciones conlleva comer diferente! Hacer algo diferente! Y como tenemos tan arraigado, en la mayoría de las veces, cuando quedamos con alguien, hacerlo alrededor de la comida o bebida, no hay escapatoria que valga.

delta del ebroCierto es que al principio fui muy radical. Recuerdo saltarme una súper paella en pleno Delta del Ebro y comer mi tupper para gran sorpresa de mis amigos que de manera educada resaltaron mi fuerza de voluntad, ja, ja, ja!

En esos primeros momentos trataba de mejorar una lesión en mi rodilla a base de un estilo de comida muy estricto. Quería a toda costa devolver la salud a mi cuerpo para volver a estar al 100% y recuperar mis rutas en patines por el paseo marítimo de Barcelona, mis trialeras por Collserola con mi mtb o mis escapadas a la montaña, pequeños grandes momentos que me daban vida. Soñaba con volver a mi club de bici, a mi club de montaña y a mi club de patines.

I_WonderHoy por hoy mi estilo de alimentación se ha flexibilizado pero no por ello deja de seguir despertando bastante curiosidad y controversia. La gente se sigue cuestionando el tipo de alimentos que ingiero o que he decidido dejar de ingerir. Hecho que ahora ya empiezo a disfrutar, porque creo que es el único momento en el que muchas de estas personas toman conciencia de su alimentación y eso me gusta y me motiva para seguir esparciendo la semilla de duda, de amplitud de visión, hacia otras maneras que hoy se consideran alternativas a la alimentación convencional.

Muchas personas cercanas a mí conocen el principal motivo que me mantiene en este estilo de alimentación. No es otro que el mismo que llevaba buscando en mi vida en general y que promovió también el resto de cambios: Libertad.

Libertad en un contexto amplio y a la vez cotidiano. Me explico, espera. El tipo de alimentación que realizo a día de hoy me aleja de la industria alimenticia que me ha controlado hasta hace no tanto. saborYa no estoy, no me siento "empujada" a probar el último sabor de ninguna marca de refrescos ni el último abre-calienta-listo para comer en cinco minutos. Sabemos que ninguno de ellos otorga más salud, pero te mantiene en el rebaño, "en el sistema" de consumir lo que dicen que consumas, no lo que yo o mi cuerpo desea o necesita consumir.

Ahora yo decido, al margen de multinacionales, del marketing-anuncios, de "presiones" sociales, del "sistema" en general, lo que quiero comer y lo que no :-)

Sé que no gusta cuando te sales del sistema. Nos aleccionan para no salir y ponerlo difícil al que lo intenta. Pero a mí me gustan los retos.

También me gusta la polémica, no lo voy a negar, pero una polémica sana, sin ataques personales, claro! Y que la gente a mi alrededor empiece a cuestionarse "dogmas de fe" que como yo en su día asumí, me motiva a seguir con ello.

Como me decía ayer una amiga, no es cuestión de que lo que yo diga siente cátedra, sino que lo que hasta ahora la gente ha asumido como cátedra, por ejemplo: los beneficios de la leche o el azúcar, la procedencia de los alimentos, la alimentación y medicación que se dispensa a los animales que después se ingieren,... empiece a no resultarles tan válidos como siempre asumieron.

curiosearOs hago una recomendación que a mí antes me hicieron: no os creáis nada de lo que os he contado ni os cuenten.

Experimentarlo, probarlo, comprobarlo por vosotros mismos. Curiosear como hacen los niños, no deis nada por sentado, plantearos cuestiones y buscar sus respuestas, a veces están mucho más cerca de lo que pensamos.

Ana B. González. Diciembre 2013.