Vamos dulcemente a desliarnos, ¿Ágave o Estevia?

stevia_rebaudiana_extract_no_aftertaste.jpg

stevia_rebaudiana_extract_no_aftertasteAfortunadamente cada vez más personas están dejando de consumir azúcar blanca refinada. Si a ello he contribuido aunque sea sólo en un pequeño porcentaje me doy por contenta pero no por satisfecha por lo que desde luego lo seguiré intentando ;-) hay mucho trabajo aún por hacer.

Pero una vez que abandonan o intentan reducir el consumo de azúcar buscan sustitutos, y ahí aparecen los edulcorantes artificiales, bajo mi punto de vista, más dañinos que nuestro "amigo", el azúcar blanca. Lo digo siempre que surge la ocasión, "prefiero" (ya que lo desaconsejo en cualquiera de sus variedades) que la gente consuma su refresco de cola normal que la variedad light o cero. O su café (que tampoco aconsejo) con azúcar, a que le añadan sacarina o aspartamo, sin ninguna duda!

Y están apareciendo cada vez más edulcorantes alternativos que se perciben como naturales o menos procesados. Dos de los que están más de moda actualmente son el Sirope de Ágave y la Estevia, aunque llevan años en el mercado.

Ayer mismo estuve desayunando con unas amigas en una cafetería bio/ecológica y nos dejaron sobre la mesa azúcar blanca refinada, panela, sirope de ágave y estevia para que eligieramos como endulzar nuestras bebidas.

¿Pero cuál es la diferencia entre el ágave y la estevia? ¿y son más saludables que el azúcar?

Vamos a empezar por el Ágave.

agave-americana-marginataEl sirope de ágave proviene de la misma planta con la que se produce tequila, la planta de ágave azul, que crece principalmente en México, como no podía ser de otra manera :-)

El núcleo de la planta contiene aguamiel, la sustancia dulce usada para producir el sirope de ágave. Si bien los métodos de procesamiento pueden variar, la mayoría implican enzimas, productos químicos y calor para convertir aguamiel en sirope de ágave. De ahí que cuando se cosecha de la planta, ésta tenga un color transparente, y a nosotros se nos presenta de color ámbar. Fabricantes ecológicos utilizan un fuego más bajo y lento en su proceso y no utilizan productos químicos.

El sirope de ágave tiene una consistencia más líquida que la miel. Contiene 60 calorías por cucharada - frente a 48 que tiene el azúcar de mesa -  pero es alrededor de 1,5 veces más dulce que el azúcar, por lo que si la utilizas puedes usar menos cantidad.

Nutricionalmente, el sirope de ágave es similar al jarabe de maíz alto en fructosa. Dependiendo del procesamiento, puede contener desde 55 hasta 97 por ciento de fructosa. (En comparación el sirope de maíz se compone de 55 por ciento de fructosa y el resto es glucosa). El hecho de que el sirope de ágave no alcance el máximo de azúcar e insulina en sangre ha llevado a muchos fabricantes a comercializarla como "amiga" de los diabéticos. Sin embargo estudios en clinicas con diabéticos se han tenido que parar porque los efectos secundarios eran demasiado fuertes. NO se aconseja para diabéticos, puede ser peligroso.

Lo que ocurre, según expertos, es que al ser la fructosa en el ágave altamente refinada, no es reconocido por el cuerpo y no sube el nivel glucémico en sangre. Por ello las investigaciones vinculan a los edulcorantes de alto contenido en fructosa como el sirope de ágave con obesidad, diabetes, niveles altos de triglicéridos (grasas en sangre), el síndrome metabólico y el hígado graso.

Pasamos a la Estevia:

stevia-esteviaLa Estevia (o Stevia) es un edulcorante sin calorías que se hace a partir de las hojas de una planta, la Stevia rebaudiana, originaria de América del Sur.

Las hojas de Stevia obtienen su sabor dulce - unas 10 a 15 veces más dulce que el azúcar - a partir de compuestos naturales llamados glucósidos de esteviol.

Las hojas y el extracto de estevia se venden como edulcorantes de mesa en las tiendas de alimentos naturales, herbolarios, súpers ecológicos. Pero ya podemos encontrar este edulcorante en muchas marcas conocidas e incluso alguna cadena de supermercados, lo vende con su marca propia. Cuidar su procedencia y mirar la letra pequeña para saber si es sólo estevia o viene "acompañada" de algún elemento no tan saludable.

El extracto de estevia de alta pureza, purificada, es 200 a 300 veces más dulce que el azúcar por lo que sólo se necesita una cantidad minúscula para endulzar los alimentos .

A mi madre le regalé el año pasado dos plantitas de estevia y las tiene ya  enormes y preciosas. En breve podrá autoabastecerse, ja, ja, ja! De momento ha dejado el azúcar por las mañanas y se ha pasado a la estevia para endulzarse, va haciendo pequeños pero grandes cambios.

En el sentido en que la estevia no aporta calorías, ni afecta al azúcar en sangre o a los niveles de insulina, ni contribuye a las caries dentales, yo diría que es una mejor opción que el azúcar. Aún así, es un extracto altamente refinado que perpetúa el deseo de alimentos y bebidas de sabor dulce.

El azúcar va "quemando" las papilas gustativas hasta el punto que necesitamos mucho de todo para reconocer sabores, cada vez tenemos que echar más sal, más colorantes, más especias, más azúcar,... Cuando vas dejando su consumo vas re-descubriendo de nuevo sabores olvidados, sabores increíbles y tu necesidad de añadir extras se reduce enormemente.

Mi recomendación: empieza por reducir la ingesta de azúcar o edulcorante del tipo que sea. Entrena de nuevo a tus papilas gustativas para que sean capaces de reconocer sabores y disfrutarlos sin tener que disfrazarlos. Con el tiempo te sorprenderás del gusto de ese té o esos cereales sin añadidos. Y tu salud, una vez más, saldrá enormemente beneficiada.

Qué tengas un dulce fin de semana! :-)

Ana B. González. Noviembre 2013.