Yo? yo no tomo azúcar

¿Tú cómo comienzas las mañanas, con dulce o salado? ¿sabes que este gesto habitual en tus desayunos va a condicionar el resto del día? Va a hacer que te sientas centrada o dispersa, con energía o cansada,...

Pero si yo, yo no tomo azúcar...

Muchas veces la gente me pregunta qué alimentos debería evitar, yo prefiero que antes de quitar sumen y añadan buenos y saludables productos o ingredientes en su alimentación. Pero cuando insisten, si hay uno que deberían eliminar o para empezar, ir reduciendo, ese es sin duda el azúcar. Normalmente la respuesta es, "pero si no tomo azúcar" o "yo tomo edulcorantes" o "sólo me echo una o dos cucharaditas en el café". Os suena? :-)

Yo no tomo azúcar, azúcar y osteoporosis van de la mano

Los efectos del azúcar en el cuerpo son miles y ninguno saludable. Empezando por la ya conocida caries y acabando por ser uno de los responsables de que no se fije el calcio en los huesos, el azúcar y la osteoporosis van muy de la mano.

No somos conscientes de la cantidad de azúcar que ingerimos diariamente, y no me refiero a la azúcar física que podemos controlar más o menos fácilmente, echa un vistazo a los alimentos que contienen azúcar, a modo de ejemplo:

1. Los Cereales del desayuno. Nos lo venden como opción saludable, pero en algunas variedades puede llegar a tener casi 50g de azúcar por cada 100g de producto. En herbolarios podrás encontrar mueslis sin azúcar, así como copos de avena o pan hecho con cereales integrales que siempre serán una opción realmente más saludable.

2. Pan de molde. El azúcar es un conservante además de dulcificar los sabores, por lo que lo vas a encontrar en cientos de productos sin ser consciente de ello.

3.El Cacao soluble o en polvo (por no dar marcas) consta del azúcar como su principal ingrediente. Aunque ya es sencillo encontrar cacao puro ecológico de alta calidad como opción a conocidas marcas que damos a nuestros hijos cada mañana.

La Bollería contiene demasiado azúcar

4. Galletas y bollería. Las galletas (por más que sean integrales, con semillas, etc.) y la bollería como magdalenas, bizcochos y compañía también contienen demasiada azúcar. En prácticamente todos los casos más de 20g de azúcar por cada 100g de producto. Una buena práctica es empezar a leer las etiquetas de los productos antes de llevarlos a casa.

5. Refrescos, Bebidas energéticas, Bebidas espirituosas. Es sorprendente la cantidad de azúcar que puede tener una simple lata de cola: más de 35g. Cuida su consumo si padeces obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes o si no quieres padecerlas ;-)

6. Chocolate blanco y con leche. Si no puedes evitar comer chocolate intenta que al menos sea chocolate negro con un 70% o más de cacao. Porque el chocolate blanco o los chocolates con leche son unos alimentos excesivamente ricos en azúcares (además de grasas). Podemos encontrar hasta 60g de azúcar en 100g de chocolate blanco.

7. Mermeladas. Las mermeladas comercializadas habitualmente tienen un 50% de azúcar y un 50% de fruta. Si tomas mermelada, hay una gran variedad de ellas en herbolarios y supermercados ecológicos sin azúcar añadida y están deliciosas.

8. Postres lácteos. Muchas veces camuflados tras el reclamo de ser ricos en calcio, los flanes, natillas o incluso ciertos yogures pueden aportar más de 30g de azúcar por unidad, por lo que deberíamos acostumbrarnos a no consumir estos alimentos tan dulces y escoger los lácteos menos procesados y sin azúcar añadidos.

9.Tomate envasado, Kétchup, Salsas, Judias verdes en bote,... La industria lo añade para asegurar un sabor muy agradable y evitar cierta acidez. Si realizamos salsa de tomate casera y queremos evitar la acidez sin tener que añadir azúcar, un truco es pochar antes un poco de cebolla para que le dé dulzor. Os daré más adelante, en la sección de recetas, mi receta casera de salsa de tomate sin tomates y obviamente, sin azúcar ;-)

10. Productos envasados y congelados. Parece mentira que en esa bolsa de congelado de verduras lista para calentar y consumir pueda haber azúcar, pues bien, una vez más dale la vuelta y lee su ingredientes.

Reduce siempre que puedas la ingesta de estos productos y trata de no endulzar con nada, y si "tienes que hacerlo" que no sea con azúcar ni blanca ni morena ni sacarina o edulcorantes químicos, buscar opciones saludables para el cuerpo.

Sé que es más fácil dejar el alcohol o el tabaco que el azúcar, pero se puede lograr, por experiencia. Te animo a intentarlo, tu salud te lo agradecerá :-)

Y si necesitas ayuda, reserva tu consulta ya mismo: nutricionconana@spiraldia.com

Ana B. González. Salud y Nutrición.

Octubre 2013.