Zucchini de temporada al parmesano

Calabacín5.png

Para un día con prisas os propongo esta receta como plato principal, como acompañamiento o como ensalada tibia, está deliciosa y se hace en un momento.

Y aprovechamos que es tiempo de calabacín para disfrutar de esta verdura que está compuesta casi en su totalidad de agua, por lo que calorías bajo mínimos y sin embargo está llena de minerales (fósforo, potasio, magnesio, calcio), vitaminas (C, B3)  y de oligolementos, sin olvidar que es rica en fibra.

Ingredientes:

2 cucharadas de Aceite de oliva 1 diente de ajo troceado 2 calabacines medianos ecológicos troceados en cuadraditos y sin pelar 250gr. de maíz 1 hojas de albahaca fresca (o en su defecto seca) 1 pizca de orégano seco 1 pizca de tomillo seco 1 pizca de sal marina sin refinar Zumo de 1/2 limón 2 cucharadas de cilantro fresco cortado 2 cucharadas de levadura nutricional 1 cucharada de nueces troceadas, previamente tostadas

Preparación:

Calentamos el aceite en una sartén a fuego medio. Añadimos el ajo y removemos durante 1 minuto hasta que notemos su fragancia.

Añadimos el calabacín, el maíz y las hierbas: albahaca, orégano y tomillo. Lo rehogamos y vamos removiendo de vez en cuando hasta que esté tierno, unos 5 minutos y sazonamos. Cuando lo tengamos, lo retiramos del fuego y añadimos el cilantro, el zumo de limón y las nueces.

Lo ponemos sobre un bol y espolvoreamos por encima este súper alimento, la levadura nutricional, qué será nuestro “parmesano”, nuestro queso rallado. Ya lo tenemos listo y sólo han pasado 10 minutos. Ya me diréis ;-) Yo le he puesto arroz integral que acabo de cocer y está todo rico, riquísimo!

La levadura nutricional no es un subproducto como la levadura de cerveza y está libre de Cándida Albicans. Posee 34 veces más B1 que la avena y las nueces! Y es un excelente sustituto del queso rallado convencional. Puedes añadirlo a la pasta, a la pizza, a la lasaña,.. pero con increíbles beneficios ;-)

♦♦♦

De la web Salud Viva os copio los beneficios de la levadura nutricional:

Rica en proteínas: La levadura alimenticia es rica en 15 minerales y 18 aminoácidos, que también aportan proteínas para reparar los músculos y los tejidos, producir célula sanguínea y regular el transporte de los nutrientes por todo el cuerpo.

Rica en vitaminas del complejo B: La levadura alimenticia tiene una amplia cantidad de vitaminas del complejo B, como B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B6 (piridoxina) y B9 (ácido fólico). Estas vitaminas del complejo B ayudan a mantener una buena tasa metabólica y también reducir los niveles de estrés, garantizar una piel sana y prevenir el cáncer de páncreas.

Constituye Minerales: La levadura nutricional consiste en cromo, un mineral esencial, que es también conocido por el nombre, Factor de Tolerancia a la Glucosa (GTF). La ingesta de levadura nutricional es efectiva para tratar la diabetes y presión arterial baja y también es rica en otros minerales como el litio, manganeso, cobre, vanadio, molibdeno, zinc y cobre.

Impulso para el sistema inmune: La levadura nutricional consiste en beta-glucano, un azúcar no digerible que estimula el sistema inmunológico y también posee propiedades anti-oxidantes.

Posee mucha fibra: Reduce el colesterol, estreñimiento, enfermedades del colon, etc actúa como un gran mecanismo de protección contra las enfermedades del corazón, diabetes y presión arterial alta.

Baja en sodio: Es perfecto para aquellas personas que quieren mantener a raya su consumo de sodio. Una dieta baja en sodio previene las enfermedades del corazón, aumenta la reducción de peso y controla la presión arterial.

http://www.saludviva.es/levadura-nutricional

 Ana Belén González. Salud y Nutrición. Octubre 2014.