Macarrones con salsa de calabaza

Macarrones-con-salsa-de-calabaza.jpg

Como sigo con muchas calabazas por casa hoy he preparado esos deliciosos macarrones que estaban para chuparse los dedos! Y seguro que es una estupenda opción para niños y mayores.

Empezamos por la salsa.

Ingredientes:

1 calabaza pequeña o un trozo de calabaza, las mías son muy grandes…! 2 cucharadas de Levadura Nutricional o Levadura de Cerveza 1 cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra 1ª extracción en frío 1 diente de ajo 1 cucharada de miso

 Preparación:

Pelamos y cortamos la calabaza en cuadraditos y la hacemos al vapor unos 10 minutos o hasta veamos que ha cambiado de color y se puede partir fácilmente con un tenedor.

Pelamos el ajo y para que no nos repita le quitamos el corazón.

Ahora trituramos todos los ingredientes juntos. Empezamos echando la calabaza ya tierna, el ajo, y el miso. Trituramos y cuando lo tengamos, añadimos el aceite de oliva y la levadura nutricional, o si no tuviéramos, en su defecto, echaremos levadura de cerveza.

Podéis elegir la pasta que prefiráis, yo no tolero el trigo, así es que suelo tomar o de espelta o de trigo sarraceno o las mezclo, que son mis favoritas, pero sin gluten también las hay de quínoa o maíz, esto ya lo dejo al gusto de cada un@.

Los hervimos con un poco de sal marina sin refinar y siguiendo las recomendaciones del fabricante, que no suele superar los 10 minutos de ebullición normalmente.

Y ahora que ya tenemos las dos cosas, pues simplemente las juntamos.

Podéis espolvorear almendra rallada por encima de la salsa, con un puñado de espinacas o albahaca para darle el toque final más colorido.

Macarrones con tempeh
Macarrones con tempeh
Macarrones con salsa de calabaza
Macarrones con salsa de calabaza

Yo he añadido también un poco de tempeh que he hecho a la plancha para completar el plato con proteína vegetal. Al final serían una especie de macarrones con chorizo (tempeh) y salsa de queso (calabaza), pero muy saludable, ja, ja, ja! Están buenísimos!

Si os ha sobrado mucha salsa podéis utilizarla con quinoa, arroz integral,.. o a modo de salsa para crudités ;-)

Buen provecho!

Ana Belén González. Salud y Nutrición. Octubre 2014.