"Cheescake" de fresa y frambuesa sin glúten ni azúcar

Raw Blueberry Cheesecake
Raw Blueberry Cheesecake

Ayer compré fresones y frambuesas ecológicas y locales y hoy me he decidido a hacer esta deliciosa “Cheescake” sin gluten, lácteos ni azúcar.

Lo compartió hace poco una compi y me pareció súper apetecible. Yo os cuento los ingredientes y la preparación en español pero os dejo el link por si queréis ver la receta original: Raw Blueberry Cheesecake

Es sencilla de preparar, sólo hay que ser un poco previsor y acordarse de los remojos y del congelado de las frutas.

Os atrevéis a intentarla?

Ingredientes: (Receta para 10)

Para la base:

  • 1 taza y media de Almendras
  • 2 tazas y media de Dátiles

Para la capa del centro:

  • 2 tazas de Anacardos ecológicos sin sal remojados
  • 2 Plátanos maduros congelados
  • 1/3 - 1/2 de taza de Melaza de Arroz, dependiendo de lo dulce que te guste
  • 1/3 de taza de Zumo de Manzana eco sin azúcares ni edulcorantes añadidos
  • 1 cucharadita de Canela

Para la parte superior:

  • 1 taza de Frambuesas que congelaremos (la receta original es con arándanos)
  • 1 taza de Fresas
  • 1 Plátano congelado
  • 4 Dátiles
  • 1 cucharada de Melaza de Arroz

Preparación:

Lo primero de todo es poner en remojo, entre 6-8 horas, las almendras. Y al menos 4 horas los anacardos. Y acordarse también de cortar los tres plátanos y congelarlos durante al menos tres horas, junto con las frambuesas o arándanos. Yo he troceado los plátanos y los he metido junto con las frambuesas en una bolsa de congelación. El remojo de los frutos secos es muy necesario; la congelación de la fruta no lo tengo tan claro ;-)

Una vez pasado este tiempo. Empezamos haciendo la base. Trituramos las almendras y agregamos los dátiles sin hueso y volvemos a picar todo con la batidora hasta que se forme una mezcla pegajosa. Cuando lo tengamos lo colocamos sobre la base o molde que vayamos a usar para hacer la tarta, presionamos la mezcla para que quede bien compacto y lo metemos en el congelador.

A continuación nos ponemos con la capa del medio. Solo hay que poner todos los ingredientes de nuevo en el vaso de la batidora y mezclamos hasta que esté cremoso. Sacamos la base del congelador y lo echamos sobre ella. En la receta original dice que sólo eches ¾ partes y guardes una parte para el final por si la necesitaras después para la última capa, yo no la he necesitado, como veáis. Y lo metemos de nuevo ahora las dos capas en el congelador. Esperaremos veinte minutos antes de montar la tercera capa.

Mientras para hacer la capa superior volvemos a mezclar con la batidora todos los ingredientes hasta que volvamos a tener una mezcla cremosa. A los 20 minutos la sacamos del congelador y echaremos esta última mezcla por encima. Y volveremos a colocar la tarta en el congelador durante dos horas antes de servirla.

Para ello sacarla un poco antes, pero sin dejar que se derrita demasiado y disfrutarla! Está riquísima y da mucha energía!

Quizás haga otro postre para aprovechar las frambuesas que me han sobrado, ya os contaré.

Feliz y dulce fin de semana! :-)

Ana B. González. Salud y Nutrición. Abril 2014.